top of page

5. Freelancing

Trabajar de forma independiente es mi forma de vivir. Te cuento un poco mi dinámica de trabajo

y una lista de todas las reglas que yo misma me armé para poder trabajar de forma más organizada.






Vivo de vacaciones y no estoy en enero.


Trabajar freelance es darlo todo, todo el tiempo. Lleva tiempo acomodarse en el mercado laboral. Un mercado que es feroz y extremadamente competitivo. Es un camino que, durante mucho tiempo, es únicamente de subida. A veces la subida es más empinada y a veces se hace más fácil, pero siempre se sube. Se crece y se aprende, de lo bueno y de lo malo, de los aciertos y de los errores, y de los errores más todavía.


Haber elegido este camino tiene mucho que ver con la forma en la que me crié y lo que aprendí de mi mamita ( la señora de la foto). Para mi no es opción depender de alguien. Tengo la bandera de la independencia clavada desde que soy chica. Fui por eso y voy por eso. Me crié en una casa en la que vi a mi mamá poder sola con todo y no me quedó otra que ser así también. A mi el trabajo me dio poder, me dio mi libertad. No siempre me encanta ser la señora que todo sola lo puede, pero, con lo bueno y con lo malo, es lo que

yo creo que está bien para mi y lo elegiria en mil vidas más.

Obvio que los miedos, la incertidumbre y la duda de vez en cuando me hicieron creer que quizás era mucho más simple agarrar un trabajo en relación de dependencia y tener un sueldo a fin de mes. Aún así, al miedo ese lo luché y confié en la visión que yo tenía de mi misma para el futuro. Y lo que soñé, con más y con menos, es lo que soy hoy.


Después de terminar de estudiar, cien mil años atrás, sin redes sociales, me costó un tiempo largo llegar a la estabilidad económica y tener un flujo de trabajo constante y parejo, pero cuando llegué, llegué con todo y la rueda jamás paró afortunadamente. Puede desacelerar un poco pero nunca paró. Siempre que haya alguien que tenga algo para vender yo siento que me las voy a rebuscar para conseguir trabajo.


De lo malo de trabajar de forma independiente es que lleva su tiempo darte la posibilidad de relajarte. Es una etapa larga esa en la que dejás hasta el alma. Yo la pasé claro: trabajar días enteros, el estrés de sentir el peso de la responsabilidad, cobrar menos para no perder la oportunidad, etc. Son muchas cosas que aún sigo sintiendo pero con el tiempo aprendí a sobrellevarlas.


No digo que el trabajo freelance es para todo el mundo. Hay que tener una cierta estructura, y un cierto orden para estar constantemente en esa. Yo en lo personal y en lo laboral soy bastante responsable, prolija y ordenada. Aún así, a veces me encuentro mirando una serie un martes a las 3 de la tarde y me da bastante culpa. El sillón te chupa. Hay que luchar con el sillón. Las oportunidades no vienen solas. El trabajo te encuentra trabajando, no mirando Netflix.


Después de tantos años de esfuerzo, de hacer todo lo que estaba en mis posibilidades, logré establecer reglas que me permiten disfrutar más de mi trabajo y ganar más tiempo para mí. Esas reglas me ordenan. Intento cumplirlas, a veces no me sale por la demanda de trabajo, pero lo intento.Trabajar a mil por hora no afecta mi rendimiento profesional pero sí me afecta al alma. Puedo estar días enteros trabajando y seguir, a pesar del cansancio, pero la responsabilidad y la necesidad de cumplir con los objetivos y las metas de mis clientes en tiempo y forma son siempre prioridad para mi y es, a los ojos del cliente, una característica muy valorada. Soy freelance, manejo mis tiempos y cumplo con lo que acordé en tiempo y forma.

La vida freelance es enfrentarte todos los días a la incertidumbre. No tener ni la más mínima idea de qué es lo que te va a pasar la semana siguiente, el mes siguiente, el año siguiente. Lo das todo cuando tenés la oportunidad. La inseguridad de no saber cuándo va a ser tu próximo trabajo te hace tomar decisiones que no siempre son las mejores.


Todo tiene su limite y hay que saber reconocer cuál es la linea. Esa linea es la que cruzas una vez que ya te empapaste de experiencia y vos solitx le das valor a tu trabajo y entendés que tu tiempo y tus conocimientos valen.


Una vez que pude frenar y bajarme de la moto, como todos post pandemia, nunca más quise volver a trabajar de la forma en la que trabajaba. Almorzar pebete de jamón y queso y coca en el auto, yendo de un lugar a otro, o tener que encerrarme en el baño en una producción para llorar por el estrés, la presión o el cansancio, no tener fines de semana, que se me apilen los archivos para editar, sentir que las manos me duelen de tanto levantar la cámara… El cambio llegó cuando entendí cuál era el valor de mi trabajo y cómo impactaba lo que yo hacia en las ganancias de mis clientes y en el crecimiento de esas empresas.


Hoy elijo tener tiempo para mí. En un libro que les recomendé hace un tiempo, 24 Hour WorkWeek, el autor habla del concepto de ser New Rich. Para un NR, el objetivo es crearse libertad de tiempo y espacio para usar ambos de la manera que más feliz te haga. La moneda que se persigue no es el dólar, ni el euro, ni el oro, la moneda que se persigue es el tiempo y la movilidad. Es crear espacios para poder acumular aventuras, experiencias, tiempo para pensar, hacer lo que te gusta y de aburrirte también, por que del aburrimiento salen cosas hermosas.


Es cambiar estar ocupado por ser productivo. Mantenerte ocupado por el simple hecho de estar ocupado a veces puede ser un disfraz para evitar encarar esas cosas que en el fondo si sabes que te van a hacer bien. Quizás son esas cosas que te hacen sentir incomodo porque no sabes hacerlas y porque te dan miedo.


Probablemente lo que más miedo nos dé sea lo que más tenemos que encarar. Yo me siento New Rich y quiero ser New Rich y para vivir esa vida que quiero, quizás de forma consiente o no, estas son mis reglas a la hora de encarar un trabajo:


Elegir Cada vez que me piden un presupuesto para un trabajo nuevo, evalúo de que se trata. Pregunto de que va, con quién voy a trabajar, cuánto tiempo me va a llevar y lo más importante: si me va a gustar a mi el resultado final. Es muy importante sentir una conexión con la marca con la que trabajo. Si bien mi nombre no va publicado al lado de todo lo que hago si siento que me tiene que representar. Es obligatorio para mi trabajar con marcas o empresas que genuinamente me gusten o les tengo que ver un potencial de crecimiento y saber que mi aporte puede ser super valioso. Cuál es el punto de ir atrás de trabajos que me pueden rendir bastante económicamente, pero al final no me traen ni un poquitito de felicidad. Está bien dejar pasar ese tren y esperar al próximo.

Happy Number Esto es trabajo y tiene que ser un fair trade. Confío en que el trabajo que yo haga va a hacer feliz al cliente y lo va a ayudar a construir su imagen y mejorar sus ventas. Esa misma felicidad la quiero sentir yo a la hora ver mis honorarios en la cuenta bancaria y en mis niveles de satisfacción. Si el número no me hace feliz, no lo hago. El número feliz es mi base. Por menos de $X prefiero quedarme en casa. Ese numero quizás no siempre sea plata. La felicidad también puede ser ayudar

a un amigo o ganar una experiencia nueva. Hablé de esto en un Notebook sobre armado de presupuestos anterior.


Agenda Intento no agendar más de tres trabajos por semana y separarlos entre sí. En épocas fuertes como marzo o octubre suelo reventar la agenda un poco más pero en general mis agenda tiene bastantes días libres al mes. Me dejo mis días para poder editar en pijama sin correr. Viajar es una de mis prioridades y acomodo mis trabajos en base a eso también. Claro que respeto las fechas importantes para mis clientes y sus necesidades.


Tiempo de Producción Mis jornadas laborales en general no son más largas de 5hs. Llega un momento, pasadas las 4 horas, en el que pierdo atención, empiezo a ver medio borroso, me pongo de mal humor, tengo tendencia a comunicarme mal con los demás y me duelen las manos de sostener la cámara y la espalda por hacer poses chinas, ya me habrán visto con las manos vendadas para trabajar. 5 horas y mi performance empieza a bajar y siento que lo mismo le pasa a la gente con la que estoy trabajando: modelos, asistentes, producción, o quien sea. Se cae uno y caemos todos. Aprovecho a full la energía y la buena predisposición de todo el equipo en el arranque de la producción. Las mañanas son siempre super productivas por eso siempre elijo arrancar temprano.



Canjes No cambio mis servicios por productos. No me lo ofrecen tanto igual, pero de vez en cuando aparece alguna que otra propuesta. El trabajo comercial que hacemos es una herramienta que le va a hacer ganar plata al cliente que nos contrató, pues el material bello convierte en ventas: marketing. No pierdo nunca de vista eso. Generar contenido lleva tiempo, conocimiento, equipos y eso tiene un valor. A mi en lo personal no me sirve el canje pero obvio que lo banco si el canje te hace feliz.

Llamados & Reuniones Las llamadas telefónicas de gente que no conozco y no conoce mi flow de trabajo me cuestan mucho. Las evito lo máximo que pueda. Mis clientes de hace mil años ya saben cómo trabajo, casi que no mediamos palabra más que para agendar o decidir un poco qué vamos a hacer. En cuanto a las reuniones presenciales: no hay nada que no se pueda arreglar con unas idas y vueltas de mails o mensajes. Esto va anclado también a saber elegir que proyectos hacer. Si algo necesita tanta reunión y tanto debate es porque francamente no es para mi. Tengo un estilo muy marcado creo y la gente que me contrata lo sabe y viene por eso. Esta es mi manera, no digo que le sirva a todo el mundo. Es lo que yo elijo.


Clientes Directos Trabajar con clientes directos hace que las cosas fluyan. Trabajar con agencias significa también que va a haber mucha más gente opinando. Me disculpo de antemano si ofendo a alguien! No tiene que ver con saber o no recibir críticas, sino que simplemente demasiadas manos en una masa no me resulta productivo. Siempre que me llegan propuestas via agencias, vienen adjuntados unos briefs en pdf de 190mil páginas con referencias chinas, pedidos locos, aprobaciones de otros departamentos. Se siente como que la gente empieza a patear la pelota a ver quien se ocupa de lo denso. Yo no soy productora, no es mi trabajo ni me gusta hacerlo. Algo simple se convierte en algo muy complejo. Por eso para mi, no hay gol más grande que el cliente pueda armarse su propio team de comunicación. Sea interno o externo: fotógrafo, videografo, diseñador gráfico, Community, y productor. Que la comunicación fluya y que cada uno resuelva lo que le corresponde. Armar un team que tenga buena comunicación y se sostenga en el tiempo es imbatible.


Simplicidad atrás de todos mis trabajos siempre hay una idea simple. Fácil de ejecutar. Los proyectos complejos requieren de una estructura mucho mayor de la que yo quiero y elijo manejar. No me la complico nunca. Creo que una de mis fortalezas es poder resolver con la menor cantidad de herramientas y recursos posibles. Va de la mano de la independencia. Intento tener la menor cantidad de variates fuera de mi control. Las ideas simples son sexys, son ágiles y son efectivas.


Work Fast Esto es algo super personal. La única responsable del tiempo que me lleve hacer las cosas soy yo. No me gusta que me esperen, me siento incomoda. En general, todos los trabajos que hago son para publicar en redes, comunicar y vender algo. Poco sirve tardar mil años cuando el cliente tiene un stock de mil artículos para vender y tiene la necesidad de publicar para vender. Es un asset trabajar rápido. Lleva práctica y confianza en uno mismo y en las decisiones que tomas. El cliente lo valora muchísimo. Además, no soy una persona paciente, necesito cerrar los capítulos rápido.


Control Mi Mech del pasado supervisaba todo y hacia todo. Llegué a manejar cuentas de Instagram, a revisar ventas, a postear, a diseñar historias, armar videos, todo. Hasta que entendí que me sacaba tanto tiempo de vida que no valía la pena. Me gustaba hacerlo pero era demasiado esfuerzo. Hoy, mis únicos dolores de cabeza en general vienen cuando mi trabajo queda pegado a un diseño gráfico que no es de mi agrado. Cuando veo cosas que no me gustan, mando mensaje y sugiero cambios y ya me voy a dormir tranquila sabiendo que hice lo que pude para que todo se vea esplendido y el material que entregué rinda bien. Un mal diseño grafico te puede arruinar todo.


NO Decir que NO está igual de bien que decir que SI. Vos conoces tu limite y tus necesidades. Hacer trabajos que no me gustan me saca años de vida. Hoy me animo muchisimo a decir que no, a dejar pasar la oportunidad. Da miedo decir que no a trabajos que me van a dejar un ingreso alto pero confío en mis decisiones y en que mis capacidades me van a sacar adelante cuando necesite salir adelante. Trabajé muy duro durante muchos años y siento que ya puedo darme ese beneficio: el de parar cuando lo necesito. Aprendí a decir que no y reconocer que hay trabajos que no son para mi. Amigarme con esa idea, me hizo cambiar para bien. No es fácil decirle que no a alguien que te quiere contratar. Mucha gente se me ha ofendido pero para mi fue un alivio elegir trabajar de una forma más boutique. Tener menos clientes pero entregarles mi alma completa.


Cada uno tiene su propio flow de trabajo. Este es el mio. Elegir hacer lo que me gusta, trabajar rápido, entregar rápido, tomar las mejores decisiones que pueda y confiar en ellas, alinearme con el equipo, no desvincularme tanto de la marca una vez que entrego y ya.





Mucho viene de tener confianza en tu propio trabajo. Es algo que se construye con tiempo y a mi me llevó mucho tiempo y me sigue costando pero sé que estoy en el camino correcto. Lo bueno de ser freelance es eso precisamente: ser libre. No tenes techo!


Si estas arrancando, quiero que sepas que SI se llega a la estabilidad: con constancia, con curiosidad, con estudio y con talento, con los mocos que te mandas y de los que aprendés, con ganas, con contactos y con trabajo, mucho trabajo. Yo me paso la vida arengando para que la gente se anime a dar el salto. Puede ser muy aterrador pero la puta que vale la pena.


Elegir el camino seguro no siempre es el camino correcto. Siempre vuelvo a lo mismo pero tenés que serte fiel y pelear tu propia guerra. Y de acá vendrá el proximo post por que la vida está demasiado corta como para andar llenando tus días con cosas que no te llenan el alma.





698 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3件のコメント


Lisandro Enrique
Lisandro Enrique
2023年8月23日

Totalmente de acuerdo porque lo viví muchos años, Bueh algunos, pero por decisiones que también tomé ahora me encuentro “achanchado” y nuevamente con una crisis existencial tremenda en la que sé que lo que tengo que hacer es lo que hice años atrás: tirarme al vacío y dejarme de romper las pelotas porque sé que tengo los recursos internos para poder hacer y vivir haciendo lo que me gusta y generando conexiones que es lo que más me hace feliz.

Gracias por el post que me pasó un amiga querida que está pasando por lo mismo. A ver si nos cruzamos por ahí!

いいね!

Sofia Fauve
Sofia Fauve
2023年8月22日

Gracias por compartir, Mechi! Leer tus palabras es como darle voz a mis propias reglas con el cliente y a lo que realmente siento, dejar atrás los 'debería'. Respetar mi personalidad creo que hace que funcione mejor y me acerca a alcanzar los objetivos que busco para mantener el equilibrio. ¡Mil gracias de nuevo!

いいね!

Violeta Dominguez
Violeta Dominguez
2023年8月22日

Impecable; emocionante y motivador, como cada uno de tus textos! Me encanta leerte casi tanto como me encantan tus fotos. Tenes una forma de ver y entender la vida impresionante Mech, nunca dejes de compartir lo que haces. Gracias💜

いいね!
bottom of page